sábado, 18 de diciembre de 2010

v i v e r o

Desde ARBA Castilla La Mancha se están haciendo gestiones para contar con un vivero en Alcázar de San Juan, mientras tanto habrá que ir cogiendo semillas de la zona.

Quercus coccifera (coscoja)


La recogida de los frutos se realiza a partir de noviembre.
La recolección debe hacerse en cuanto el fruto está a punto de caer al suelo o recién caído.
Es esencial la recogida de bellotas de muchos árboles y preferentemente buenos y dispersos. Desechar las más pequeñas y agusanadas.
Lo mejor es sembrar la semilla nada más recolectarla. Primeramente se sumergirán las bellotas en agua durante los dos días previos a la siembra, cambiando el agua cada día, eliminando las que floten. El cambio de agua se realizará introduciendo nueva agua para que la antigua salga.
La siembra debe ser a una profundidad de 2-4 cm.
La bellota deberá sembrarse a una profundidad de 2,5 a 3 veces su tamaño.
La bellota ha de depositarse en posición horizontal, en número aproximado de 2 a 4 por envase, separadas 1 o 2 centímetros entre sí.
La profundidad de los envases utilizados normalmente en vivero oscila entre los 18 y 22 centímetros. Como norma, siempre se debe buscar la mayor profundidad posible.
El envase debe ser de "autorrepicado", para evitar el enroscamiento de la raíz principal, es decir que la raíz no se enrolle, y que al salir por debajo del envase, se seque (o se efectúe el corte), lo que lleva a la formación de un sistema radical amplio y bien fasciculado. Siempre es preferible perder completamente el eje pivotante (ya se restablecerá sobre el terreno), a que éste se enrolle en sí mismo, pues la planta acabaría autoestrangulada y moriría tempranamente, tras aparentar un buen crecimiento durante cierto tiempo.